La primera vivienda “impresa” en 3D, en Francia

Ξ Cuando la tecnología va de la mano del desarrollo sustentable, son todas buenas noticias. ¿Imagínense imprimir una casa y que esta, a su vez, cuente con energía renovable? Eso es exactamente lo que está por suceder en Francia.

Un grupo de investigadores dio a conocer la primera vivienda del mundo impresa en 3D, que desde junio será el hogar de una familia real. Los académicos de la Universidad de Nantes encargados del proyecto dijeron que se trata de la primera casa construida in situ para ser habitada por humanos.

“…tardó unos 18 días en completar su parte del trabajo, el cual consistió en crear paredes huecas…”

La construcción fue posible mediante el uso de un robot de impresión 3D. El robot, conocido como BatiPrint3D, usa un material especial que, se supone, mantendrá el edificio en pie de manera segura durante un siglo. BatiPrint3D tardó unos 18 días en completar su parte del trabajo, el cual consistió en crear paredes huecas que posteriormente se llenaron de concreto para su aislamiento térmico.

Benoit Furet, uno de los profesores que trabajaron en el proyecto, dijo al respecto: “¿Este es el futuro? Es una solución y un principio de construcción interesante, porque creamos la casa directamente en el lugar y además, gracias al robot, podemos crear paredes con formas complejas”.

También te puede interesar: “¿Como invertir en ladrillos sin riesgos?”

La edificación, en forma de Y, está equipada con múltiples sensores que monitorizan la calidad del aire, la humedad y la temperatura, y con un equipo para evaluar y analizar las propiedades térmicas de la construcción. Los investigadores creen que esta tecnología permitirá a los ocupantes de la vivienda ahorrar en costos de energía.

La casa de 95 metros cuadrados, ubicada en la ciudad de Nantes, posee cinco habitaciones y será asignada a una familia local que califica para un plan de vivienda social. Las autoridades de Nantes planean más proyectos edilicios con base en impresión 3D. Esta tecnología, incluso, está siendo considerada por la NASA para la construcción de bases lunares, en las que se haría uso del material presente en el satélite para “imprimir” paredes y techos.

Dejar un comentario