Suelos radiantes: una excelente opción en calefacción

Ξ Los suelos radiantes son una alternativa cada vez más buscada a la hora de calefaccionar los ambientes de una casa.

Cuando se acerca el frío, nos planteamos cuál es la mejor manera de mantener el calor de nuestro hogar. Entre las opciones disponibles, el suelo radiante siempre aparece como una alternativa que muchas veces no nos animamos a evaluar. Sin embargo, la calefacción por medio de suelos radiantes es la que dispone del comportamiento que más se asemeja a la “calefacción ideal”. Te contamos algunas de sus características.

En términos generales, podemos identificar tres tipos de suelos radiantes principales:

  • Calefacción por agua: Posiblemente es el tipo de calefacción en suelo que más gente conoce. El sistema de calefacción radiante por agua consiste, literalmente, en tuberías enterradas bajo nuestros pies.
  • Calefacción eléctrica: En este caso es la electricidad la que se encarga de calentar el sistema que está debajo del pavimento, lo que transmite y produce el calor en la habitación.
  • Calefacción por fibra de carbono: Podemos decir que este sistema es el más moderno, donde el calor se transmite por filamentos de fibra de carbono instalados bajo el suelo.

suelos radiantes

En general, los sistemas que trabajan por radiación son más eficientes que los basados en convección del aire. Como la distribución del calor se produce desde el suelo, supone un mayor confort, ya que el calor se reparte por los ambientes uniformemente y no se acumula en zonas puntuales.

Ventajas del suelo radiante:

  •  Ofrece un mayor confort térmico.
  • Con la instalación de suelo radiante, se puede llegar a ahorrar entre un 10 y un 20 % con relación a un sistema de calefacción convencional.
  • Es más saludable, principalmente porque no produce corrientes de aire que muevan el polvo; también evita la sequedad y la baja humedad permite evitar la aparición de ácaros.
  • Tiene la capacidad de enfriar en verano y de calentar en invierno.
  • No ocupa espacio, como los radiadores, ni afecta la estética.
  • Tiene un consumo más bajo, lo que beneficia el medioambiente.

Dejar un comentario