Créditos hipotecarios: qué es UVI ó Unidad de Vivienda

A mediados del año 2016 el Banco Central de la República Argentina lanzó una línea de créditos hipotecarios basados en UVI (Unidades de Vivienda). Este tipo de crédito es similar al que se utiliza en Chile desde hace más de 40 años.

El sistema de créditos hipotecarios UVI tiene una tasa de interés fija, baja, y se actualiza su capital por medio de la inflación. Está orientado a las familias de clase media que alquilan una vivienda, las estadísticas marcan que sólo en la Ciudad de Buenos Aires, una de cada tres familias deben pagar un alquiler.

Las cuotas de estos créditos son similares a un alquiler y, según evolucione la inflación, se indexarán de la misma forma que lo hacen los alquileres.

¿Qué es una UVI?

Un UVI o Unidad de Vivienda es la milésima parte de lo que vale el metro cuadrado de construcción, (según lo determina el índice ICC o Índice del Costo de la Construcción). Por ejemplo para comprar un metro cuadrado debemos obtener mil UVIs.

Para los créditos hipotecarios, lo que le vamos a deber al Banco no son pesos, sino UVIs y se verán indexados por la inflación. El índice por el cual se actualizará el capital, y por ende la cuota, es el CER o Coeficiente de Actualización de Referencia que elabora el INDEC.

¿Cómo son los créditos en UVIs?

  • Los créditos UVI tienen una tasa anual del 5%, y como ya dijimos son ajustados diariamente por medio del CER, o sea el índice inflacionario
  • El Banco nos otorga el 75% del valor de la propiedad
  • La cuota inicial no debe exceder el 30% del ingreso familiar
  • La vivienda a que será destinado el crédito debe ser primera y única (esto depende de cada banco)
  • El crédito se puede usar también para construcción de una vivienda nueva o para refacción, ampliación o terminación de la propia
  • Según la entidad bancaria de que se trate, también se puede usar para la compra de un terreno
  • El plazo máximo es de 15 años. El plazo mínimo es de un año. En caso de que el índice CER, supere en 10 puntos al Coeficiente de Variación Salarial (CVS), la entidad bancaria deberá ofrecer la ampliación del plazo
  • La hipoteca puede ser transferible, si el nuevo propietario cumple con todos los requisitos para que le transfieran el crédito
  • En caso de fallecimiento del titular del crédito, éste se cancela, pues tiene un seguro de vida

Por último, la diferencia de éste crédito hipotecario con los de tasa fija radica en que la cuota inicial es mucho más baja y si la inflación se mantiene dentro de un dígito es junto con el UVA el más conveniente.

Dejar un comentario