Porcelanato líquido o microcemento: ¿cuál es mejor para tu piso?

A la hora de renovar los pisos las opciones son muchas, pero siempre es importante encontrar un equilibrio entre estilo, durabilidad, facilidad de mantenimiento y, por supuesto, precio. El porcelanato líquido y el microcemento son dos materiales que están siendo muy utilizados porque ofrecen acabados perfectos a un valor económico.

Si estás pensando en optar por una de estas dos alternativas, que comparten varias características, te contamos en qué se diferencian para que puedas elegir la mejor opción para tu casa.

Porcelanato líquido

Este tipo de porcelanato se aplica de manera líquida y forma una capa lisa y continua que se autonivela y, al endurecerse, se vuelve sólida. Es un material con mucha durabilidad, impermeable y resistente a la abrasión.

Proporciona un acabado continuo, en diferentes colores (puede ser mate, satinado o brillante), y su espesor es muy reducido. Además, se puede aplicar sobre diversos tipos de superficies. El mantenimiento del porcelanato es muy simple: solo requiere un paño húmedo con detergente suave para su limpieza.

Como contra, podemos señalar que su aplicación es muy delicada y requiere la ayuda de un profesional. A su vez, es probable que aparezcan ralladuras, pero se pueden evitar si se protege previamente con ceras o poliuretano.

Microcemento

Este material está compuesto por una mezcla de áridos, agua, pigmentos y adhesivos, y proporciona acabados de tan solo 1 a 3 milímetros de espesor. Se aplica de manera artesanal, con llana metálica, lo que le da un veteado superficial.

El microcemento es un revestimiento continuo sin juntas. Si bien los acabados lisos son los más normales, podemos conseguir también efectos que imiten la piedra u otros dibujos. Además, tiene gran variedad de colores y posee gran resistencia mecánica y fuerte adherencia sobre cualquier tipo de soporte.

Su mantenimiento también es muy simple, ya que solo necesita una limpieza diaria con un trapo humedecido y detergente neutro. Sin embargo, requiere la aplicación de ceras al agua de alto brillo una vez por semana.

Con respecto a los puntos en contra, el microcemento necesita de un soporte duro para no tener problemas de rozaduras y no es conveniente aplicarlo sobre pisos de madera.

Como vemos, el porcelanato líquido y el microcemento son dos alternativas similares para renovar tus pisos, y las mayores diferencias tienen que ver con la superficie sobre la que habrá que realizar la aplicación. En cualquier caso, la opinión de un profesional seguramente ayude a despejar las dudas que puedas tener.

Dejar un comentario