Pérgolas bioclimáticas: 365 días al aire libre

Ξ Las pérgolas bioclimáticas te permiten disfrutar de tu balcón o terraza durante todo el año. Te contamos de qué se trata.

Si sos de los que piensan que los espacios al aire libre están reservados para disfrutarse únicamente en primavera y verano, es hora de que abras tu mente a otras opciones. Con las pérgolas bioclimáticas, hoy tenés la posibilidad de aprovechar tu terraza o balcón durante todo el año.

“Las pérgolas bioclimáticas utilizan recursos sostenibles que no generan daños en el medioambiente.”

Además de protegernos del sol –como las pérgolas tradicionales–, las pérgolas bioclimáticas utilizan recursos sostenibles que no generan daños en el medioambiente. Estas estructuras funcionan de manera natural y regulan la temperatura del entorno, a través de recursos como los rayos de sol y el aire. A su vez, nos protegen de la lluvia, de la radiación solar, del viento y de cualquier otro factor meteorológico.

El secreto está en el sistema con el que cuentan para lograr estos beneficios: las lamas orientables. Estas se pueden plegar de forma manual o motorizada, para colocarse en la posición más conveniente en función de la lluvia o el viento.

Pérgolas bioclimáticas

Con respecto a los materiales, existen infinidad de opciones. Los más habituales suelen ser los aluminios y los sintéticos. Sin embargo, las placas de captación solar son cada vez más populares, ya que pueden generar energía eléctrica y aprovecharse, también, para conseguir agua caliente o climatizar la pileta. Además, existen tejidos que sirven para el exterior, que pueden plegarse y desplegarse para disfrutar al máximo del área.

También te puede interesar: “Pérgolas modernas para refugiarnos del calor”.

Cuando llegan los climas más fríos, podemos seguir aprovechando nuestro espacio al aire libre colocando cerramientos en los laterales para conseguir una especie de “efecto invernadero“. Los materiales más utilizados para estos cerramientos son de cristal o metacrilato.

Pérgolas bioclimáticas

Finalmente, los diseños también han evolucionado de la mano de la tecnología. Actualmente podés encontrar una gran variedad de alternativas de modelos y colores para elegir la que mejor va con el estilo de tu casa. ¿Qué estás esperando para conseguir tu pérgola bioclimática?

Dejar un comentario