Pequeñas renovaciones sin obra

Cambiar tu casa puede ser muy sencillo, solo es necesario tener buenas ideas.

Las obras son caras y, sobre todo, molestas. Sin embargo, a veces necesitamos darle a nuestra casa un toque diferente. Hoy te dejamos algunas ideas para que renueves tus espacios sin escombros ni polvo.

· Incorporá molduras. El potencial decorativo de las molduras sigue intacto y ayuda a que los interiores se perciban más refinados. Hoy el mercado ofrece muchas opciones para hacer este cambio de forma simple.

· Revestí con madera. Revestir las paredes nos puede ayudar a renovar estéticamente el espacio y, de paso; conseguimos aislación térmica o acústica en paredes y techos. Con paneles de madera, de los que hay una gran variedad, se pueden conseguir acabados contemporáneos que proporcionan un nuevo confort y actualizan cualquier ambiente.

Pequeñas renovaciones sin obra

· Eliminá puertas: Abrir caminos a la luz natural que entra por las ventanas eliminando puertas y tabiques, y dejando huecos entre ambientes, es una intervención rápida y de bajo presupuesto que cambiará totalmente la percepción del espacio al sumarle amplitud y dinamismo.



· Animate al microcemento: Se trata de un revestimiento decorativo formado por cemento, resinas, aditivos y pigmentos minerales. Con este podrás cubrir suelos, paredes, techos y mucho más en un tiempo récord, porque es un material que se puede aplicar directamente sobre cualquier superficie gracias a su gran adherencia y mínimo espesor.

· Pintá los azulejos. Renovar las paredes del baño o de la cocina ya no supone tener que hacer obras en casa. La alternativa es pintar los azulejos con productos específicos fácilmente disponibles en el mercado. Con un rodillo se aplica una capa de un fondo fijador y, sobre esta, una capa de pintura especial para azulejos.

También te puede interesar: “Renová tus paredes sin obra”

Pequeñas renovaciones sin obra

· Ganá espacio de guardado: La carpintería a medida es una gran solución para sacar el máximo partido al espacio. Huecos y rincones desaprovechados se pueden convertir en lugares para el almacenamiento que multiplicarán la funcionalidad, ya sea instalando un estante bajo la ventana o un armario bajo el hueco de la escalera.

· Retapizá tus muebles: Las tapicerías marcan el estilo decorativo, por eso se puede cambiar la imagen del espacio renovándolas. Es importante acertar en su elección: lisas, estampadas, oscuras o claras.

Dejar un comentario