Pasos y tips para saber cómo pintar una pared interior

Pintar una pared en el interior de nuestra casa no es tarea difícil, pero, ya sea que tengamos experiencia o que sea la primera vez, debemos seguir algunos pasos para que nos quede excelente. Uno de los más importante es que hay que tener en cuenta si la pared a pintar es nueva o si ya fue pintada anteriormente.

¿Qué materiales necesito?

Para pintar una pared necesitas:

  •  Escalera
  • Pinceles
  • Cinta de enmascarar
  • Rodillos
  • Espátulas
  • Enduido o yeso
  • Fijador sellador al agua
  • Pintura
  • Una varilla de madera para mezclar
  • Bandeja para deslizar el rodillo
  • Papel de lija de grano fino
  • Trapos o cartones para cubrir el piso y los muebles o artefactos que no puedan ser retirados.

Al elegir el color tengamos en cuenta que los colores más claros van arriba y los más oscuros abajo, (por eso el techo casi siempre es blanco). Esto le da luminosidad al ambiente. Te recomendamos que aprendas cómo preparar colores con pintura látex para que puedas dejar volar más tu creatividad y gustos.

9 tips para pintar una pared

  1. Comenzamos por lijar bien la superficie, esto creará poros en la pintura vieja que hará que la pintura nueva se adhiera más.
  2. Una vez lijada, procederemos a tapar las imperfecciones con yeso o enduido, con la ayuda de una espátula. Una vez seco repasamos con una lija fina (110-120)
  3. Con un trapo y agua tibia limpiamos bien el polvo que pudiera quedar adherido en la pared. Dejar secar
  4. Con cinta de enmascarar cubrimos zócalos, tomas corriente, y todo aquello que no pueda retirarse. También pondremos en el ángulo de pared y techo
  5. Cubrir el piso con cartones o trapos. Tengamos en cuenta que si utilizamos plástico nos podemos patinar.
  6. Es hora de pintar la pared con el sellador fijador. Esto hará mucho más fácil pintar y que la pintura se fije mejor. Si el color anterior es más oscuro se le puede agregar un poco del color nuevo a esta imprimación
  7. Una vez seco el sellador, comenzaremos a pintar con el color deseado. Empezar por los bordes a pincel, de arriba hacia abajo, procurando que nos quede un “labio” de pintura en cada lado del ángulo de unos dos centímetros. Haremos lo mismo en el ángulo del techo y en los zócalos, (donde pusimos cinta de enmascarar)
  8. Es tiempo del rodillo. Es mejor mojarlo con agua antes de cargarlo con pintura, (sólo humedecerlo un poco). Luego cargamos el rodillo y lo pasamos por la bandeja para que sea uniforme la carga. Al deslizarlo por la pared, lo haremos en forma de W o M, hasta cubrir la superficie. Volver a cargar, y así hasta terminar la pared. Para que quede óptimo harán falta dos manos como mínimo
  9. Para retirar la cinta de enmascarar, debemos hacerlo antes de que la pintura seque del todo. La limpieza de pinceles y rodillos se realiza con agua tibia.

Para terminar, el trabajo de pintar una pared bien hecho se hace con los mejores materiales. Por eso la pintura y el sellador fijador deben ser de excelente calidad. Y respetemos los tiempos de secado. Así el trabajo durará más tiempo.

Dejar un comentario