El mercado inmobiliario, a la expectativa por las nuevas tasas UVA

Ξ Las reglas del juego han cambiado para quienes aspiran a acceder a un crédito hipotecario, y la primavera de escrituración que se vivió durante el año pasado estaría llegando a su fin. Con el debut de las nuevas tasas UVA, el mercado inmobiliario teme que el alza de las cuotas termine alejando a la clase media.

La combinación de una alta inflación, tipos de interés más elevados, un dólar inestable y una suba en los precios de las propiedades amenaza con generar un enfriamiento del crédito. A esto se suma un aumento de los pagos mensuales y del ingreso requerido para acceder a este tipo de financiamiento.

“…el tipo de interés final ahora es del 26,5 % anual; es decir, tres puntos más que hasta hace unos días”.

Los especialistas coinciden en que esas alteraciones tienen la fuerza suficiente como para modificar las previsiones trazadas en el arranque del 2018. Existen algunos aspectos clave que contribuyen a este nuevo escenario. Por un lado, el Banco Nación incrementó el costo de estas líneas a partir del 1 de mayo. Quienes cobren a través de esta entidad pasarán a pagar un 6,5 % de tasa real. Por otro lado, el tipo de interés final ahora es del 26,5 % anual; es decir, tres puntos más que hasta hace unos días. En este sentido, la previsión es que este repunte redundará en un incremento de hasta el 40 % del monto a financiar (por ejemplo, quienes antes pagaban unos $6500 por un crédito de $1 millón, pasarán a afrontar una cuota mensual de $9100).

En este marco, hay tres aspectos a los cuales bancos, inmobiliarias y tomadores de crédito estarán atentos:

  • El comportamiento de la inflación, que por ahora se mantiene por encima de las previsiones oficiales.
  • El dólar, la moneda en la que cotizan los inmuebles y un componente central para determinar costos de construcción.
  • La evolución del fondeo (liquidez) de las entidades bancarias. Por lo pronto, es casi imposible que las colocaciones puedan incrementarse a un ritmo tal como para compensar el dinero saliente.

Dejar un comentario