No es lo que parece: mismo aspecto, ¡mejor precio!

Ξ Todos amamos los pisos de madera, las paredes de piedra, las cerámicas de las casas del Mediterráneo y los materiales nobles en todos nuestros ambientes. Sin embargo, a veces se presentan ciertos obstáculos a la hora de adoptarlos para nuestras casas: en primer lugar, su mantenimiento no siempre es tan simple; en segundo lugar, no son para nada económicos.

Por suerte, con el avance de la tecnología tenemos la posibilidad de acceder a materiales con alta resistencia y hermosos acabados que, al mismo tiempo, nos aportan una estética similar a la de nuestros materiales soñados. Te mostramos algunos ejemplos:

  • Pisos cerámicos hidráulicos: Aunque no pueden sustituir la belleza de los originales, hoy podemos tener en nuestras casas los nuevos pisos cerámicos que imitan las baldosas hidráulicas –con sus estampados geométricos y florales– a un precio muy accesible. ¿Algunas ventajas? Su colocación es mucho más sencilla y su mantenimiento, mucho más fácil.

 

  • Una nueva forma de vivir la madera: A simple vista, no vas a poder notar la diferencia. Los pavimentos cerámicos que imitan madera nos permiten disfrutar de su calidez sin sufrir por su mantenimiento. También podés encontrar opciones que imitan otros materiales, como el acero o el cemento.

También te puede interesar: “El cemento como un elemento de decoración”

  • Empapelados efecto piedra: Gracias al acabado 3D, las opciones en diseños de empapelados son casi infinitas. Nada de arabescos ni rayas raras: podés tener la pared de ladrillo que siempre soñaste, sin un solo escombro.

 

  • Pisos vinílicos: La nueva generación de pisos vinílicos logró imitar a la perfección otros materiales clásicos, como la piedra. Además, estos pisos son antideslizantes, muy duros y tan fáciles de limpiar como cualquier otro pavimento cerámico.

Como ves, hoy hay alternativas que se adaptan a todas las condiciones y a todos los bolsillos. Y lo mejor de todo es que no tenés que realizar una obra en tu casa. ¿Qué opción te gustó más?

Dejar un comentario