Inauguran la primera escuela sustentable del país

Ξ En Mar Chiquita (Buenos Aires) tuvo lugar un acontecimiento único en el país: recientemente, se inauguró la primera escuela sustentable de la Argentina. Se trata de una experiencia que tiene un antecedente en América Latina, ya que en 2016 se construyó un proyecto similar en Jaureguiberry, partido de Canelones, Uruguay.

El edificio, en el que funcionará la escuela primaria N° 12, fue construido con la ayuda de la organización uruguaya sin fines de lucro Tagma y cuenta con financiamiento público y privado. Se utilizaron unas 25 toneladas de materiales reciclados como cubiertas de autos, latas, botellas y cartón, junto con materiales tradicionales.

“La obra se hizo en 45 días, gracias a la colaboración de 500 voluntarios”

Unos 6000 neumáticos, botellas de vidrio y plásticas, y más de 14.000 latas de aluminio (todos ya utilizados) son parte de la materia prima que –junto a cemento, tirantería de madera, troncos y cartón– dio forma a la estructura de 300 metros cuadrados. La obra se hizo en 45 días, gracias a la colaboración de 500 voluntarios, varios de los cuales llegaron desde otros países solo para colaborar y ser parte del proyecto.

En su superficie cobija tres aulas, dos baterías de baños y amplia galería con huerta incluida. La escuela se autoabastece de agua, energía y calefacción, produce alimentos y maximiza el uso de los recursos. Su iluminación está abastecida por paneles solares, repartidos en el techo, que además permiten mantener temperaturas de 18 °C a 25 °C durante todo el año, sin necesidad de equipamiento climatizador adicional.

También te puede interesar: “Un techo que cubre y da energía”

La obra contó con la asistencia técnica de Michel Reynolds, creador de la bioarquitectura. Él instruyó a quienes iban a ser parte de los trabajos y los formó, además, para que el mensaje de cuidado ambiental vaya más allá del edificio. El financiamiento logrado por Tagma y su par local, la ONG Amartya, se completó con aportes de empresas privadas como Unilever, DirectTV y Disney.

En menos de un mes, los alumnos de la EPB N° 12 podrán mudarse a este espacio que marca un antes y un después en la forma de conjugar construcción y educación

Dejar un comentario