Ideas para saber cómo decorar un dormitorio matrimonial pequeño

Cuando la habitación del dormitorio matrimonial es pequeño debemos agudizar nuestro ingenio para su decoración. Si bien hay mil ideas y estilos para ello, lo que debe primar es nuestro propio gusto sobre el tema.

Desde la elección de los muebles, que no pueden ser muchos, la cama, la iluminación, los placares, la pintura, o la ubicación de la ventana, todo cuenta para lograr que a la vista parezca más grande de lo que es.

9 Tips para decorar un dormitorio matrimonial chico

  • La cama debe ser del tamaño normal, ya que si colocamos un king size nos restará espacio. Dependiendo de dónde se encuentre ubicada la ventana, lo ideal es que la cama se pueda ubicar con la cabecera debajo del alféizar. Una buena opción son las camas que debajo tienen cajoneras, de esta forma ahorraremos mucho espacio en mobiliario el dormitorio matrimonial.
  • Podemos colocar mesitas de noche adosadas a las paredes, así el espacio que queda debajo de éstas hace que parezca más amplia la habitación.
  • La iluminación debe ser buena, dependiendo de la altura que tenga la habitación se pueden elegir apliques para colocar en el techo o de pared. Otra opción es instalar algún elemento de iluminación colgante. Lo importante es que esté muy bien iluminada.
  • Un placard empotrado, para disminuir el efecto de una habitación sobrecargada, con puertas deslizantes, para evitar el choque con otros muebles o simplemente porque nos resultan más cómodas.
  • La pintura debe ser de colores claros o blancos, para que junto con la iluminación dé un aspecto de amplitud al conjunto. Podemos elegir pintar alguna pared en un tono diferente o un papel tapiz que le dé calidez a nuestro dormitorio matrimonial.
  • Los cortinados de la ventana deben ser claros para que en las horas de luz sigamos teniendo esa sensación de calidez y amplitud. También queda muy vistoso un cortinado estampado, con flores por ejemplo, de un tono acorde con las paredes.
  • Lo recomendable es no sobrecargar la habitación con muchos adornos, unos cuadros bien distribuidos en las paredes dejarán nuestros ojos satisfechos.
  • Es una buena idea reemplazar una silla o silleta de las que usamos para cambiarnos, por un baúl, en el que podemos sentarnos y de paso ganamos espacio donde guardar, por ejemplo, los zapatos.
  • También para lograr más sensación de amplitud, el uso de espejos es muy recomendable. El reflejo de los espejos da una sensación de continuidad, que en realidad no existe, pero da el efecto deseado. Si lo colocamos enfrentado a la ventana también nos proveerá de luz por reflejo.

En fin, ideas, hay muchas, pero como dijimos, lo que debe privar siempre son nuestros gustos. El dormitorio matrimonial no es solo para dormir. Es el espacio donde uno descansa, se relaja, es íntimo y hasta romántico.

Por ello es fundamental respetar nuestras preferencias al momento de decidir su distribución y decoración para convertirlo, aunque sea un dormitorio matrimonial pequeño en nuestro lugar.

Dejar un comentario