Guía para saber cómo hacer columnas de hormigón

Las columnas de hormigón son uno de los elementos más importantes en la obra en construcción de nuestra vivienda ya que soportará el peso de los muros y los pisos superiores. El cálculo de los materiales que debemos utilizar, (sobre todo el diámetro de los hierros), debe estar hecho con precisión. Una vez que tengamos bien claro los materiales a utilizar, el proceso es bastante sencillo, aunque requiere de mucha atención a los detalles.

Armar la estructura de hierro para hacer una columna de hormigón

Para armar la estructura de hierro que quedará encerrada en nuestra columna de hormigón, utilizaremos cuatro varillas del mismo diámetro, que varía según el peso que soportará la columna. Estos hierros van unidos por varillas, casi siempre de 6mm de diámetro, en forma transversal.

Estas varillas de hierro se colocan cada 25 cm aproximadamente, a lo largo de toda la estructura. También cada 40cm debemos colocar unas varillas transversales de la medida que tendrá la columna, para que la estructura de hierro nos quede centrada dentro del encofrado. (Estas varillas deben ser 2 cm por lado más anchas que la estructura, así nos quedará centrada dentro del encofrado).

Armar el encofrado

El encofrado se arma con madera, (aunque existen moldes metálicos que facilitan el trabajo). Se arma con medias tablas, es decir si la columna de hormigón tiene 20cm de ancho, se usan dos de 10cm. Estas tablas van unidas por otras tablas transversales cada 30 o 40 cm, teniendo en cuenta que la primera va en el extremo de la base.

Una vez armado el encofrado debemos colocarlo a plomo, este paso es importantísimo y debemos prestarle especial atención. Una vez que está a plomo debemos asegurarnos que no se mueva durante el llenado, para ello utilizamos escuadras de madera y las aseguramos al piso.

El llenado del hormigón

El hormigón está compuesto por:

  • 3 partes de arena
  • 3 partes de piedra
  • 1 parte de cemento

El llenado debe hacerse de una sola vez, ya sea a mano o por medios mecánicos. Un detalle a tener en cuenta, es el tamaño de la piedra.

Si la distancia que quedará entre el hierro y el encofrado es, como dijimos de 2 cm, la piedra debe ser más chica, como máximo de 1,5 cm, de esta forma no se quedarán trabadas en el llenado, formando huecos que puedan comprometer el conjunto. Una vez lleno se deben dar unos golpes en el encofrado para que no queden burbujas de aire en el interior.

Desencofrando la columna

El tiempo de secado depende de varios factores. Uno es el clima, otro el tamaño de la columna, pero en general, para no tener dudas debemos esperar unos diez días como mínimo.

Para finalizar, existen, como dijimos, moldes metálicos que nos facilitarán las cosas, ya que no debemos armar el encofrado. En algunos corralones incluso, los dan en alquiler. 

Dejar un comentario