Escaleras: funcionales y estéticas

Una escalera es mucho más que un medio para llegar de un piso a otro. Lo habitual es que ocupen un lugar preponderante, por lo que son llamativas y jamás pasan desapercibidas. Por eso, a la hora de proyectar la escalera de tu casa, es importante que tengas en cuenta tanto los factores funcionales como los estéticos, porque el diseño que elijas realmente hará la diferencia.

De diferentes materiales, formas y acabados, dan carácter y personalidad a cualquier espacio. Hoy vamos a ver qué tipos de escaleras existen de acuerdo a su forma. Si bien cada una tiene diferentes parámetros para el diseño (por ejemplo, en algunos casos se precisa de un descanso), en las escaleras circulares u oblicuas el paso es continuo en la mayoría de los casos.

En última instancia, el estilo que elijas dependerá, en gran medida, del lugar donde quieras instalarla y del espacio del que dispongas.

Tipos de escaleras

  • Caracol: Son las más indicadas para espacios pequeños. Como su nombre lo indica, se caracterizan por su trazado en giro: los escalones giran alrededor de un eje central.

 

  • Rectas: Son las más prácticas. Se trata de la escalera que se sube y se baja en línea recta. Para uso doméstico, en general, se proyectan con un solo tramo, pero también pueden ser con dos o más.

 

  • Rectas con cuarto de vuelta: Este diseño cuenta con un primer tramo en línea recta, al que le sigue un segundo tramo que gira en L, o viceversa.

 

  • Helicoidales: Son muy parecidas a las escaleras caracol, pero son mucho más amplias, lo que las hace también más cómodas. Para que luzcan toda su belleza, se recomienda instalarlas en espacios amplios donde se conviertan en protagonistas.

Como ves, lo fundamental es prestar atención al espacio que tenemos y elegir la forma que mejor va con nuestra casa. ¿Cuál es tu preferida?

Dejar un comentario