Duchas al ras del suelo para todos los gustos

Ξ Muchos soñamos con la bañera más grande del mundo, donde podamos darnos interminables baños de inmersión. Sin embargo, hay quienes no comparten ese sueño: su ideal es una ducha al ras del suelo, simple, limpia y práctica.

Las duchas a ras del suelo están integradas directamente en la superficie del baño, y hoy son tendencia a la hora de diseñar baños modernos y funcionales. Además de las cuestiones estéticas, estas duchas ofrecen un beneficio incalculable: son más fáciles de limpiar y mantener, ya que presentan menos rincones y esquinas donde se pueda acumular suciedad. A su vez, son más seguras si en la casa hay niños o personas mayores, porque evitan el peligro de golpes y tropezones.

En este sentido, las duchas de obra son la mejor opción a la hora de realizar esta reforma en tu baño: hechas en medidas personalizadas y en infinitos materiales, te dan la libertad de armarla a tu gusto y necesidad.

También te puede interesar: “Conocé el tipo de jacuzzi ideal para ti”

Antes de revestir la zona de ducha con el material elegido, es fundamental instalar previamente un impermeabilizante y un sistema de desagüe. Luego, sí, podremos decidir el revestimiento que más nos guste para nuestra ducha al ras del suelo.

Las duchas de obra pueden revestirse de una gran cantidad de materiales, en continuidad con el pavimento del baño: baldosas cerámicas, piedras naturales, silestone con infinidad de colores y efectos, venecitas, entre otros.

Si te gustan los materiales nobles, hoy podés optar también por el uso de maderas tratadas y resistentes al agua, que le dan un toque tropical a tu baño. En otra dirección, un pavimento realizado con microcemento nos proporciona una superficie totalmente lisa, de gran resistencia e impermeable, que permite además incorporar toda clase de dibujos y diseños.

¿Qué te parece esta opción para la próxima renovación de tu baño? ¿Te sumás a la tendencia de duchas al ras del suelo?

Dejar un comentario