Decks: la madera ya no es la única alternativa

Desde hace ya unos años, los decks son tendencia a la hora de crear sectores para disfrutar momentos al aire libre: livings, pérgolas y soláriums son algunos de los usos más frecuentes. A su vez, también son funcionales para reemplazar pisos sin necesidad de entrar en obra, porque simplemente se apoyan encima del suelo existente.

Si bien usualmente se realizan en madera, en la actualidad se está innovando con nuevos materiales: porcelanato o plásticos reciclados son otras de las alternativas en boga. Si estás pensando en construir un deck en tu balcón, jardín o al costado de la pileta, te contamos las características más importantes de cada uno.

Madera

La elección clásica para los decks tiene, en principio, una motivación relacionada con el estilo: la madera aporta sofisticación y calidez al hogar. Además, es un material que posee poca absorción del calor –lo que nos permite caminar descalzos sin problemas– y requiere un mínimo mantenimiento.

Plástico

De la mano de la tendencia sustentable, los decks de plástico reciclado son una opción cada vez más frecuente. Por ejemplo, los residuos plásticos postindustriales se transforman en listones que simulan la textura de la madera. Son ideales para exteriores porque son antideslizantes, no requieren mantenimiento y no se astillan.

Porcelanato

Los decks de porcelanato se impusieron hace poco tiempo, ya que necesitan un mantenimiento aún menor que los de madera y son ideales para áreas de alto tránsito. Su instalación es sencilla: se pegan sobre una carpeta utilizando adhesivo de base cementicia impermeable o, si hay un piso ya existente, se utiliza una versión de pegamento flexible.

Sus ventajas son muchas: son antideslizantes, resisten golpes y manchas, su color no se altera con el paso del tiempo, simulan ser madera (en color y textura), son durables, exigen menos mantenimiento, se limpian con agua y es posible jugar con su diseño al momento de distribuirlos.

Dejar un comentario