Pasos claves para la construcción de piletas de natación

La pileta de natación o piscina, es algo que nos dará horas de entretenimiento y diversión para toda la familia. En ella vamos a pasar mucho tiempo de relax durante los meses de verano, aunque con un poco más de inversión esto puede durar casi todo el año.

Primeros pasos para la construcción de piletas de natación

Se debe comenzar por elegir la forma y planificar dimensiones y profundidad. Antes de comenzar con la obra se requiere un estudio previo realizado por profesionales del terreno. Lo ideal es que sea un terreno consolidado y firme, no rocoso y tampoco excesivamente húmedo.

Una vez elegida cómo será nuestra pileta de natación, se procede a hacer el pozo donde la construiremos. Debemos tener en cuenta cavar unos 40 centímetros más en piso y paredes, ya que ese será el espacio que debemos llenar con los materiales de construcción.

Antes de avanzar con alguno de los sistemas de construcción que describiremos a continuación, se deben colocar las cañerías y sistema de depuración de la piscina, también la instalación eléctrica si deseamos que esté iluminada por dentro.

Comenzamos con la construcción

Las piscinas más duraderas son las piscinas de hormigón. Existen tres formas de construcción de piscinas con diferentes sistemas constructivos.

  • De hormigón proyectado sobre una estructura (gunita)
  • De hormigón armado sobre un encofrado de hierro
  • De bloques de hormigón pre elaborados

1. De hormigón proyectado

Una vez que tengamos lista la excavación y la forma que deseemos darle a nuestra pileta de natación, se puede proyectar el hormigón a alta presión directamente sobre la tierra, también es posible construir una estructura con ladrillos o con hierro, según las dimensiones que tenga nuestra pileta.

De esta manera, una vez proyectado el hormigón se procede a darle forma a los bordes y las terminaciones a gusto.

2. De hormigón armado sobre un encofrado de hierro

Terminada la excavación, se debe colocar una malla de hierro tanto en el piso, como en las paredes, y amurarlas para que quede firme. Se procede luego a aplicar el hormigón a mano en varias capas, hasta cubrir la superficie con el espesor deseado.

También se puede realizar armando el conocido encofrado con hierro y madera y proceder luego al vaciado tradicional del hormigón. Las piletas de natación construidas con este sistema son las más sólidas, pues están hechas con hormigón de una sola pieza. Una vez fraguado el hormigón, haremos las terminaciones y revestimientos a gusto.

3. De bloques de hormigón

Se deben armar los bloques de hormigón sobre las paredes y el piso de la excavación, para luego proceder al rellenado de los huecos de los bloques tapando bien todos los poros, luego se proyecta el hormigón a presión. Por último se procederá con las terminaciones y revestimientos

Elegir el revestimiento para finalizar

Finalmente, una vez que la piscina esté construida, lo ideal es que esté revestida. El material será acorde al tipo de piscina y al presupuesto disponible. Pueden ser azulejos, revestimiento vitreo, cerámicas, piedra o vinilo.

Dejar un comentario