Consejos para planificar la construcción de tu pileta

Ξ Llega el calor y todos tenemos a mano el teléfono de ese amigo o pariente con pileta. Pero, si ya te cansaste de los chapuzones de prestado y estás pensando en convertirte en anfitrión, tal vez este año sea tu oportunidad. Te dejamos algunos tips para que tengas en cuenta antes de comenzar a construir la pileta de tus sueños.

La planificación

En lo que a construcción se refiere, la improvisación no tiene lugar. Por eso, el primer paso siempre es la planificación. Pensá cuál es el motivo real por el que querés construir la pileta y quién le dará mayor uso: ¿la vas a usar para entrenar o para que jueguen los chicos? El mejor comienzo es un buen diseño, y así podrán aprovechar la pileta durante muchos años.

El terreno

Una vez que el proyecto ya está definido, es necesario que un profesional estudie la composición del terreno para evitar problemas de asentamiento a largo plazo. La pileta tiene que estar en un terreno firme y totalmente horizontal.

La ubicación

Location, location, location: la ubicación es fundamental. Una vez que la pileta está hecha, no hay forma de mudarla. Por un lado, es importante elegir un lugar donde haya la mayor privacidad posible. Por otro lado, hay que descartar aquellas zonas donde haya raíces de árboles que puedan dificultar la excavación o levantar el suelo posteriormente, lo que podría provocar desperfectos en la pileta. Finalmente, si es factible, evitá ubicarla cerca de árboles o plantas que suelten muchas hojas y suciedad, ya que ahorrarás tiempo y dinero en el mantenimiento.



Dimensiones, forma y profundidad

Todos queremos una pileta olímpica, pero –aunque las dimensiones de tu terreno lo permitan– el presupuesto y el mantenimiento varían muchísimo de acuerdo a las medidas que elijamos. Pensá fríamente cuál es el tamaño que realmente necesitás, qué forma querés que tenga la pileta y qué profundidad es mejor para el uso que vas a darle.

El mantenimiento

Una pileta requiere dedicación, tiempo y dinero. Por eso, es importante pensar de antemano cómo será realizado el mantenimiento y cubrir la mayor cantidad de aspectos posible durante el proceso de construcción. Por ejemplo, se puede instalar una cubierta exterior o un limpiafondos automático.

¡Ya tenés los tips! ¿Qué estás esperando para proyectar tu obra?

 

Seguí esta nota por nuestras redes sociales!

Dejar un comentario