Cómo preparar colores con pintura látex

Para comenzar con este proceso debemos hacer la elección de la pintura látex a utilizar. Existen pinturas de muy buena calidad, que por supuesto son más cara, y otras de calidad regular, que son más baratas, pero en definitiva cubren menos superficie.

Por ejemplo, una pintura látex de primera calidad cubre aproximadamente 10m2 de superficie por mano, y una de calidad pobre, lo hace en 5m2 por mano. Es decir que con la mejor tendremos que dar dos manos, y con la más económica, cuatro.

Medir la paredes para calcular cuanto látex vamos a necesitar

Cuando ya elegimos el látex a utilizar, y antes de preparar el color, debemos medir nuestras paredes. Multiplicamos largo por alto y nos dará la superficie a cubrir. La causa es muy sencilla, si preparamos demás, estaremos desperdiciando pintura, y si preparamos de menos, volver a encontrar el tono exacto que preparamos es muy difícil, casi imposible.

Los 3 mejores tips para preparar colores diferentes de pintura látex

Para preparar los colores se utiliza el entonador universal que viene en una variedad de colores básicos, (estos entonadores sirven para látex y también para sintéticos). Los básicos disponibles son:

  • Violeta
  • Azul
  • Verde oscuro
  • Verde claro
  • Amarillo
  • Ocre
  • Naranja
  • Bermellón
  • Marrón
  • Negro

Estos entonadores suelen venir en sobres o sachet de 150cc cada uno y podemos utilizar uno o varios colores a la vez, o usar más o menos cantidad de entonador para lograr un color más claro o más oscuro según nuestro gusto.

Debemos tener muy en cuenta que los colores que vamos a lograr son colores claros, si lo que deseamos son colores oscuros como un rojo, o un azul intenso, debemos comprar la pintura ya preparada.

Podemos entonces preparar nuestra pintura látex y usar nuestra creatividad e inspiración. Para los tonos rosas se utiliza el entonador bermellón, el azul para los tonos celestes, y así para toda la paleta de colores.

Debemos revolver la pintura en forma de espiral, los entonadores son más pesados y se depositan en el fondo de la lata.  El ocre se utiliza para crear colores crema, por ejemplo, si queremos darle un tono crema a un rosa, utilizaremos bermellón y ocre. Para medir bien las cantidades a mezclar, se recomienda el uso de una jeringa descartable.

Probar la pintura en la pared

Cuando pintamos con látex tengamos en cuenta que el color que hemos preparado, luego que la pared esté seca se aclara, así que tomemos la precaución de pintar una porción de pared antes, y ver si es el color que tenemos en mente. Si no lo es, agregamos más entonador universal.

Por otro lado, existe otro método para preparar nuestro látex para pintar, y es mezclando el blanco con colores ya preparados, siempre que éstos sean al agua también.

Con éste método podemos conseguir colores más oscuros, pero aumentamos el volumen de la pintura a utilizar y por supuesto la cuenta de los gastos, ya que los colores preparados vienen casi siempre en envases de ½  o un litro. (El entonador universal es más económico).

Por último, preparemos lo justo, pero si nos pasamos a no preocuparse, es mejor que sobre y no que falte. Para cualquiera de los casos volver a preparar el mismo tono es de superhéroe.

Dejar un comentario