Cómo calefaccionar una casa con energía solar

Calefaccionar una vivienda con energía solar no es tarea sencilla, sobre todo para que el calor se distribuya eficientemente por todos los ambientes. Colocar varios calefactores nos elevaría demasiado la factura de la luz o el gas y eso es seguramente algo que no queremos que ocurra. Debemos pensar entonces en alguna forma alternativa para calefaccionar nuestra casa en los meses de temporada invernal.

Calefacción por energía solar

Una de estas formas es la energía solar. Es un sistema eficiente, que no emite gases, y consta de unos paneles solares que deberemos colocar en los lugares de la casa con mayor exposición solar.

Cabe mencionar que la calefacción por energía solar no cubre el 100% de lo que necesitaremos en nuestro hogar, pero ahorra más de un 50% en las facturas de servicios. Esto también depende de la inversión inicial que hagamos en la instalación para recolectar energía solar.

Calefaccionar con energía solar por circulación de agua

Tomaremos como base el equipamiento necesario para que nos cubra casi el 100% de la casa. El mejor aprovechamiento es utilizando el sistema por losa radiante, que es un conjunto de tuberías que corren por los pisos de las habitaciones. Por allí circulará agua caliente proveniente del equipo solar instalado.

Aproximadamente necesitaremos un panel solar de un metro cuadrado por cada diez metros cuadrados de superficie a calefaccionar.

Más el módulo de agua caliente, que almacena el agua, y la distribuye por las tuberías de la losa radiante. Si lo que queremos es lograr una calefacción 100% solar, debemos adicionar una bomba de calor, una caldera o un termo acumulador.

El sistema de tuberías incluye, además de las que corren por los pisos, una línea que conecte el módulo de agua caliente (similar a un termo tanque), con los paneles solares, una de ida y una de retorno. Además para lograr que el agua caliente llegue a todos los pisos de nuestro hogar necesitaremos una bomba de circulación.

Calefaccionar con energía solar por circulación de aire caliente

Existe otra opción para calefaccionar nuestra casa con la energía solar, y es con circulación de aire. Los paneles son en apariencia, similares, pero carecen de las tuberías por donde corre el agua, ya que en este sistema no son necesarias.

Este panel tiene un absorbedor por donde circula el aire calentándose, y tiene un ducto de salida al que se le puede adicionar un forzador hacia el interior de la vivienda. Es menos efectivo que el sistema con agua ya que no mantiene un ciclo continuo de calor.

Para finalizar, al sistema que utiliza agua, que es el más eficiente, se le puede adicionar un sistema mixto, es decir, el módulo de agua caliente se reemplaza por un termo tanque al que se le conectan las tuberías de ambos sistemas (solar o gas-electricidad) y tendremos agua caliente y calefacción aun cuando llueva durante una semana. Para esto, debemos recurrir a un profesional que nos ayude con la instalación.

Dejar un comentario