4 opciones para la mesada de tu cocina

Ξ Elegir la mesada de la cocina es una tarea que a la mayoría de la gente le lleva bastante tiempo. Sucede que el material que escojamos deberá ser resistente, duradero, higiénico y –lo que no es menos importante– deberá ir con el estilo que elijamos para los muebles y los azulejos. A modo de ayuda, te dejamos una reseña de los materiales más utilizados y sus características.

Granito

El granito es una piedra compuesta por distintos materiales, como mica, feldespato y, a veces, cuarzo: dado que su composición varía, también lo hacen sus colores y su textura. Es muy resistente a los golpes, a las manchas y a las altas temperaturas. Una de las desventajas que posee es que es muy pesado, por lo que debe apoyarse sobre muebles sólidos.

Silestone

El silestone es un mármol sintético formado por cuarzo cristalizado, al cual se le añaden resinas y otros componentes para lograr distintos acabados. Se destaca por su dureza y su resistencia a los ácidos. Además, puede elegirse en una amplia gama de colores (¡más de 100!) y acabados. Como su superficie no es porosa, es altamente resistente a las manchas. Un punto negativo es que no se pueden colocar recipientes calientes directamente sobre su superficie.

⇒ También puede interesarte: “Opciones de barra para tu cocina”

Madera

Las mesadas de madera maciza aportan calidez y se adaptan a cualquier estilo. Son resistentes y fáciles de limpiar, siempre y cuando tengan un buen tratamiento de hidrolaqueado. Sin embargo, al ser un material blando y poroso, tienen una menor resistencia a las manchas, a los golpes y a los rayones. Es decir, es una opción excelente y atractiva, pero puede requerir un mayor mantenimiento que otras alternativas.

Acero inoxidable

La resistencia y la higiene del acero inoxidable hacen que sea el material elegido para las cocinas profesionales. Aunque es un poco más costoso, ya está desembarcando en las cocinas domésticas. Es totalmente aséptico, muy fácil de limpiar y muy resistente al calor. Sin embargo, ciertos rayones pueden perdurar en su superficie.

Dejar un comentario